10 PUNTOS A REVISAR EN CASA ANTES DE UN VIAJE.

Si tienes pensado hacer un viaje en coche y se te ha echado el tiempo encima antes de revisar tu coche no te preocupes. Aquí te dejo los 10 PUNTOS más IMPORTANTES que puedes REVISAR TÚ MISMO para iniciar completamente tranquilo y seguro tu viaje.

Antes de empezar, quiero comentarte que todo lo que hablo en este artículo puedes encontrarlo en forma de video en el canal de Youtube de Garaje21. Igualmente pondré el video al final del artículo por si te apetece que te lo explique junto a mi amigo Isra. Aún así, considero que es bueno tener los puntos a revisar por escrito ya que nunca está demás tener la chuleta imprimida. ¡COMENZAMOS!

1. NIVEL DE ACEITE.

Empezaremos por mirar algo básico y fundamental como es el nivel del aceite de nuestro vehículo. Sin éste en buenas condiciones o bajo mínimos podría suponer la rotura del motor. El aceite es el encargado de reducir la fricción de las piezas y también de disipar el calor que produce el motor. Por lo tanto, un nivel bajo de aceite y un largo viaje por delante podría suponer un rápido final a tu viaje.

Debes revisar el nivel de aceite con el motor en frio. Una vez localices la varilla del aceite en tú vehículo sólo debes sacarla, limpiarla y localizar el máximo y mínimo. Vuelves a meter la varilla y miras por dónde está el nivel de aceite de tu coche.

Si está por debajo del máximo, es recomendable que le rellenes aceite (el tapón del aceite lleva una aceitera dibujada) hasta llegar al máximo (en tu concesionario oficial te pueden decir qué aceite lleva tu motor). Recuerda siempre que debes mantener los tiempo de revisión de tu vehículo, pero en este caso, ya que es una excepción y tienes un viaje por delante, para salir del paso rellenalo y almenos irás con un buen nivel de aceite. Si crees conveniente, por tiempo o kilometraje, hacerle la revisión, hazla nada más regreses de tu viaje.

2. NIVEL DEL ANTICONGELANTE.

El nivel de anticongelante o también llamado refrigerante es el encargado de controlar los cambios térmicos, tanto a bajas temperaturas como en altas, para mantener un equilibrio de temperaturas y no dañar el motor. El color de este líquido suele ser llamativo, rosa, amarillo, verde… y sus caracterísitcas varían ya que hay líquidos refrigerantes que soportan un rango más alto y bajo de temperaturas que otros.

Identificar la “botella” o depósito de expansión es sencillo. Principalmente porque veremos, como hemos dicho anteriormente, un color llamativo en su interior. Todos los depósitos de anticongelante deben llevar un indicador de máximo y mínimo. Si está por debajo del mínimo sólo debes rellenarlo con el mismo tipo (o color) de líquido hasta su punto máximo y ya puedes emprender tu trayecto tranquilamente.

Revisa que tengas fugas por los manguitos que salen de este depósito. En caso de fuga la podrías localizar fácilmente gracias al color llamativo que dejaría el líquido en la zona. En ese caso, es conveniente de que no emprendas el viaje sin tener la fuga o rotura solucionada.

3. NIVEL DE LÍQUIDO DE FRENOS.

El depósito de este líquido es fácil localizarlo ya que su tapón siempre será amarillo y llevará el símbolo de frenos encima. Como siempre podrás observar que en un lateral tendrás un nivel máximo y mínimo.

Si te cuesta definir la altura del líquido de frenos respecto a su nivel máximo y mínimo te aconsejo que pongas una linterna por el lado contrario a dónde vas a mirar y muevas un poco el depósito. En seguida podrás ver si llevas un nivel correcto en el líquido de frenos.

Es importante observar que el líquido tenga un color marrón clarito o amarillento. Eso sería indicativo de que está en buen estado.

El líquido de frenos suele cambiarse cada 2 años, así que una vez te recuerdo que debes mantener tu vehículo al día para evitar imprevistos en la carretera.

4. LÍQUIDO LIMPIAPARABRISAS.

Este líquido también es muy fácil de identificar al abrir el capó de tu vehículo. El tapó de la botella casi siempre es azul y lleva en la superficie del tapón un dibujo de una luneta y un chorro de agua. No tenemos nivel máximo y mínimo, pero únicamente debes rellenarlo hasta comprobar que el depósito se ha llenado por completo. Cuando asome un poquito de agua por el cuello del depósito ya está al completo.

A su vez, es importante que revises el limpiaparabrisas. Ya que si tienes agua pero las gomas que limpian no hacen su función lo único que puedes hacer en extender toda la suciedad por la luneta. Revisa las escobillas (zona que está en contacto con el cristal) y limpialas con un paño húmedo.

5. REVISIÓN DE LUCES.

Si tu viaje va a ser largo y vas a tener que conducir de noche, o mientras subes un puerto de montaña te encuentras con niebla es importante que tengas en cuenta este punto. Piensa que debes tener tanto las luces delanteras como traseras en buen estado si quieres ver bien y ser visto por el resto de conductores sin problemas.

Revisa que todas las bombillas funcionen. Pruébalas antes de salir o ayúdate de alguien si necesitas saber que las luces traseras funcionan perfectamente como el freno o la marcha atrás. La antiniebla puedes activarla y bajarte tu mismo a comprobarla. Si tienes antinieblas delanteras acuérdate de revisarlas.

Fíjate bien en la regulación que tiene tus faros. Podrías molestar a los conductores que vienen en sentido contrario. Para hacer una pequeña revisión casera, en caso de no poder pasar por el taller y que nos la revisen con el regloscopio, debes poner tu coche frente a una pared preferiblemente lisa en dónde veamos bien el haz de luz. Situamos el coche a una distancia de 4 o 5 metros de la pared y el haz de luz debería estar a una altura de unos 60 o 70 cm. A la altura del muslo.

También recuerda tener el cristal de los faros limpios para que el haz de luz se proyecte de forma correcta en la carretera.

6. NEUMÁTICOS.

Hay que recordar que lo único que nos mantiene en contacto con el asfalto son los neumáticos, por lo tanto es imprescindible revisarlos.

Para empezar podemos comprobar de un vistazo a modo genérico la banda de rodadura y observar su dibujo y el desgaste y fijarnos también que no tengamos nada clavado o ningún “huevo”, típico de algún bordillazo a la hora de aparcar.

Es importante ver si el desgaste del dibujo se mantiene de manera uniforme. Y sobre todo que la profundidad del neumático no llegue al nivel del testigo situado en el centro de la banda de rodadura. La profundidad mínima es 1.6mm. Si hay menos distancia deberías cambiar tus neumáticos ya que supone un peligro para ti y los que te rodean. Y si las autoridades lo miran en un control podrían sancionarte.

Otro aspecto esencial de los neumáticos es su presión de inflado. Nos afectará tanto en el comportamiento del vehículo como en el consumo de combustible. Es conveniente revisarlo una vez al mes. Puedes comprobarlo en una gasolinera o con medidor de presión que puedes llevar en tu guantera.

La presión que llevan los neumáticos aparece indicada en una chuleta que suele ir en la puerta del conductor o el tapón de combustible. Recuerda que en verano o con el neumático caliente (tras su uso continuado) puede haber aumentado un poco su presión.

7. BATERÍA.

Otro punto importante que sin él sería imposible arrancar nuestro vehículo. La batería. Es fundamental hacer una pequeña comprobación de que está en buen estado. Así que comprueba que arranca correctamente sin esfuerzos.

También puedes revisar los bornes, que no estén sulfatados. En caso de estarlo limpiarlo y rascarlo con un cepillo para dejarlo limpio y si queremos darle un plus de protección a los bornes podemos aplicarle un poco de vaselina para evitar que se “agarre” de nuevo el sulfato.

8. SUSPENSIONES Y HOLGURAS.

Los días previos a tu viaje puedes comprobar, por ejemplo en tus trayectos diarios al trabajo, el estado general del coche.

Observar su paso por curva para ver si el sistema de suspensión trabaja correctamente o por el contrario balancea demasiado (quizás no puedas ir a cambiar muelles o amortiguadores antes de tu viaje, pero si estás al tanto de cómo se comporta tu vehículo puedes llevar más precaución a la hora de conducir).

También estar atento a la hora de pasar los resaltos para intentar escuchar algún ruido extraño o alguna holgura en la suspensión.

9. BUJÍAS, ARRANQUE Y MANGUITOS.

Revisa que los manguitos, conexiones eléctricas están bien apretados y fijados. Que todo esté en su sitio. En el caso de un gasolina puedes revisar que los cables de bujías estén bien apretados, en el caso de un diésel las conexiones a los calentadores.

Presta atención al arranque de tu coche y sobre todo, lo vuelvo a repetir, ten en cuenta el mantenimiento periódico para saber cuando tienes que hacer el cambio de bujías, calentadores, algún manguito, etc.

10. OTROS ELEMENTOS.

Último punto a tener en cuenta antes de salir de viaje con tu coche. Es conveniente llevar un pequeño maletín con una serie de cosas que van a ser fundamentales en caso de imprevisto a mitad de trayecto.

Debes llevar:

– Juego de bombillas de repuesto.

– Chaleco reflectante, el cual debe estar siempre a la mano en el interior de tu coche.

– Un juego de triángulos, imprescindible para señalizar que tu vehículo está parado.

– Un pequeña linterna.

– Guantes desechables para no mancharnos en caso de revisar algo en el motor.

– En caso de llevar rueda de repuesto, tenerla revisada y con la presión correcta.

– Un gato para levantar el coche.

– Alguna que otra herramienta como son las llaves fijas o destornilladores que nos pueden venir bien ante cualquier problema.

Aquí tienes el vídeo:

 

Pues hasta aquí los 10 puntos que puedes revisar tú mismo antes de iniciar tu viaje. Como consejo recuerda ir siempre descansado, hidratado y bien alimentado. También es recomendable hacer tus paradas correspondientes y no hacer un largo viaje del tirón.

Espero que tanto el video como el artículo te haya servido.

¡Un saludo familia y en la carretera siempre mucha precaución!

¡SUSCRÍBETE A GARAJE21!
¡CONSEJOS Y REPORTAJES TE ESTÁN ESPERANDO!

Cada coche es único y ha sido construido para transmitirte una sensación. Vamos a descubrir juntos la esencia de cada vehículo.

No te enviaré Spam ni compartiré tus datos con terceros.

By |2018-09-03T19:10:19+00:00septiembre 2nd, 2018|Consejos y nociones básicas|0 Comments

Leave A Comment