COCHES DE PELÍCULA – PARTE 1

Para este artículo te traigo unos coches que han sido especiales sólo por un motivo muy particular; han sido coches de película. Vale, y de televisión también. Como Licenciado en Comunicación Audiovisual, el cine me gusta, pero si encima se trata de un coche que ha recibido casi más miradas que los propios protagonistas, te aseguro que estamos ante los coches perfectos para este blog. Seguramente los conocerás todos, pero vamos a descubrir qué hay de cierto en estos coches de la grande y pequeña pantalla.

El coche fantástico. (Serie de televisión).

No podía ser de otra forma, tenía que empezar por él. Era un niño cuando veía la serie de “El coche fantástico” y siempre he considerado a KITT como mi primer superhéroe de acción. Sin duda quería tener ese coche y, sobre todo, deseaba que hiciera todo lo que veía que hacía junto a Michael Knight.

En la ficción.

comparacion-interior-serie-y-kitt

KITT es la abreviatura de Knight Industries Two Thousand y era un coche con inteligencia artificial cuya única finalidad era la protección del ser humano. Michael Knight combate la injusticia conduciendo a KITT. Es un prototipo altamente tecnológico que le ayudará a salir de más de un problema.

En la realidad.

82ta1El modelo utilizado como KITT es un Pontiac Firebird Trans Am  de 1982. Equipaba un motor V8 de 5.0 litros ofreciendo 153Cv a 4200rpm. Era un vehículo de tracción trasera. Carrocería coupé de dos puertas y cuatro plazas. Tenía una caja de cambios manual de cuatro velocidades. Montaba neumáticos de 215/65/15 delante y detrás y compartía chasis con el Chevrolet Camaro de su quinta.

La verdad que para pontiac-kittla época que era, podemos considerar que KITT era un deportivo en toda regla. Y estoy seguro que sería un coche muy divertido, ya que su tracción trasera y sus más de 150Cv dan para jugar bastante con él. Además, la serie de televisión y la avanzada tecnología de KITT ya predijo el futuro (hoy día) con cosas como la conducción autónoma, comandos por voz o diferentes modos de conducción (en la serie “modo persecución” dónde KITT tenía una mayor respuesta y su motor aumentaba las prestaciones). Todo un lujo para hablar de la década de 1980.

Regreso al futuro. (Película)

delorean

La saga de Regreso al futuro está compuesta por tres películas en la que los protagonistas viajan en el tiempo usando como máquina del tiempo un DeLorean. El constructor de la máquina es el Doctor Emmet Brown (conocido como Doc.) e iba acompañado de Marty McFly. Me divertía muchísimo ver como un pequeño cambio en el pasado alteraba completamente el futuro. Incluso Marty McFly, un chico de 17 años, se encontró en el pasado con su padre, por entonces otro joven aún adolescente y de su misma edad. En definitiva, muchas aventuras con un toque de humor y mucha acción. Sin duda, esta trilogía no puede faltar en tu colección.

 En la ficción.

Sin duda, no era un DeLorean cualquiera, ya que para viajargif-btf al pasado o al futuro estaba provisto de muchos artilugios electrónicos. Desde aparatos para introducir la fecha a la que se quería viajar hasta su famoso Condensador de Fluzo que era el encargado de crear electricidad (1,21 gigavatios conseguidos con el plutonio que utilizaba) para viajar en el tiempo.

El DeLorean tenía que alcanzar la velocidad de 140Km/h y entre rayos y un gran estruendo el coche desaparecía dejando en el suelo unas huellas de neumático y fuego sobre ellas. ¡En ese momento el DeLorean acababa de viajar en el tiempo! ¡Wow!

En la realidad.

101519846_delorean-dmc-12-reduxeyevine-xlarge_transqmko2z_7yu_wfwkpjgasmkwq2ksseoxntdmu1wc8jvcComo se dice en la película, la máquina del tiempo utilizada por Doc es un DeLorean, concretamente el DeLorean DMC-12 de 1981. Lo curioso, y para mí bonito de este coche, es su carrocería. Construido por completo en acero inoxidable y con apertura de puertas en forma de ala de gaviota.

Llevaba un motor (derivado de Volvo) de 2.8 litros V6 con 130Cv a 5500rpm y un par motor de 208nm. Por aquél entonces ya tenías la opción de comprarlo con transmisión automática de tres velocidades o una manual de cinco. Las dos provenían de la marca francesa Renault. La marca estableció el 0 a 100Km/h del DeLorean en 8,5 segundos. Grandes prestaciones para un deportivo de los ‘80.

Curiosidades.fb_img_1450821933138

A lo largo de la trilogía se utilizaron siete unidades del DeLorean. Tenían el motor V6 original, pero sin embargo, el sonido que se escuchaba en la película era el de un motor V8 proveniente del Porsche 928. Imagino que sería mucho más imponente que el V6 original del DeLorean.

Y como apasionado de los coches, la llegada al mercado de un nuevo DeLorean que conserva la estética del modelo clásico me alegra y me saca una sonrisa. ¡¡Como sabrás el nuevo DeLorean está a punto de volver a ver la luz!!

Batman (1989). Película.

promophoto

No podía terminar esta primera parte de “Coches de película” sin hablaros del coche de Batman. Es mi superhéroe favorito de ficción y humano. Ya que os comenté que a KITT también lo catalogo como superhéroe. Soy así de especial. Ya sabéis que Bruce Wayne es un multimillonario que utiliza su dinero y sus habilidades en las artes marciales para combatir el crimen de Gotham City. A su vez, es una película de superación personal, ya que Bruce, de niño, perdió a sus padres y eso le hizo luchar contra las injusticias. ¿Y por qué un murciélago? Sencillamente porque es a lo que más miedo tiene, y con su traje de Batman tratará de crear ese miedo a los delincuentes que alteren el orden público.

batmobile

Definiría la película “Batman” de 1989, la de Tim Burton, como una obra maestra del cine. La ciudad Gotham, como su nombre indica, con aspecto gótico, fría y aparentemente insegura está  fantásticamente recreada. La ambientación oscura durante todo el film, la crueldad de los villanos y ese “toque Tim Bruton” hacen que sea una película especial para mí.

En la ficción.

batmobile-interior-20Para mí, el Batmóvil más bonito, agresivo y perfecto es el de esta película. Reconozco que el Tumbler de las últimas películas de Nolan es espectacular en todos los sentidos. Pero la estética que tenía el Batmóvil de 1989 recreando partes de un murciélago es simplemente sublime. Era un coche largo, bajo y ancho. En el habitáculo tenía varias pantallas y mandos para activar sus diferentes y variadas armas. Era un vehículo altamente tecnológico y avanzado que salía de su “batcueva” y recorría libremente la ciudad de Gotham cuando los villanos ponían en peligro la integridad física de sus ciudadanos.

Silencioso pero a la vez atronador con su turbina de jet en la zaga, discreto por su color negro mate pero agresivo a la vez. Su morro largo, sus alas en la parte posterior, su turbina, sus armas… un sinfín de cualidades que hacían que este Batmóvil haya sido, personalmente, el mejor de la saga hasta el momento.

En la realidad.

Es cierto que no puedo definir el Batmóvil como un coche en concreto de nuestra estricta realidad. Pero si está basado en un coche que seguramente conoces. El Batmóvil está construido sobre el chasis del Chevrolet Impala y utiliza su motor V8 de origen. La turbina de jet tengo que recalcar que era auténtica. Con dicha turbina activada el coche podría rodar unos 15 segundos hasta terminar el combustible que utilizaba. Podría alcanzar una velocidad de 530 Km/h con la mezcla de gasolina de alto octanaje y parafina. El único inconveniente es que una turbina consume muchísimo combustible y necesita grandes tanques para su almacenaje. Es por eso que en el depósito creado para el Batmóvil entrara una cantidad reducida de mezcla que hacía que durará esos 15 segundos.

construccion

¡Habrá más!

Espero que te haya gustado este artículo en el que hemos visto la ficción y la realidad de coches de películas o series. Iré haciendo más entregas poco a poco y no dejaré de buscar información para que conozcas las cosas más curiosas que hay sobre este tipo de vehículos. Y tú qué prefieres, ¿ficción o realidad?

¡SUSCRÍBETE A GARAJE21!
¡CONSEJOS Y REPORTAJES TE ESTÁN ESPERANDO!

Cada coche es único y ha sido construido para transmitirte una sensación. Vamos a descubrir juntos la esencia de cada vehículo.

No te enviaré Spam ni compartiré tus datos con terceros.

By |2016-12-17T11:07:12+00:00octubre 23rd, 2016|Especiales|2 Comments

2 Comments

  1. Héctor 23/10/2016 at 07:53 - Reply

    Qué artículo más interesante! Espero con ansia las siguientes partes, porque desde luego hay mucho que contar sobre el papel de los coches en la tele, especialmente en esos años 80 que había persecuciones cada dos por tres.
    Hay muchos detalles que desconocía de estas máquinas y también de la propia serie o película.
    Como coche de película me quedo con uno más reciente: el Shelby Mustang Super Snake de 900cv de la película Need For Speed.Es una pasada, sobre todo me gustó la escena en Detroit y como lo cruza hasta en línea recta el protagonista. Lo guay es que ese coche (en forma de réplica) está a la venta. Se puede pedir a EEUU y te hacen uno igual, lo único que varía, según he visto, es la potencia final (800cv) que no está nada mal y se vende por unos 80000 dólares. Yo me quedaría con ese, pero hay muchos más que me encantan como Eleanor, es decir, el Shelby Mustang GT500 de 1967 de 60 segundos, del que supongo todos nos enamoramos.
    El resto es una lista muy larga…

  2. Garaje21
    Garaje21 31/10/2016 at 16:02 - Reply

    Efectivamente Héctor, la lista de coches de película es muy larga, por eso quiero ir dedicándole poco a poco su momento con pequeños artículos especiales. Es muy curioso descubrir la verdad que se oculta sobre los vehículos que tenemos tan idealizados al verlos en televisión o cine. Ese Mustang de Need for Speed es espectacular. A mi me encantó nada más verlo. Y Eleanor caerá tarde o temprano, jajaja!!

    Un saludo!!

Leave A Comment