Desatemos de nuevo nuestra curiosidad sobre los vehículos más famosos de la grande y la pequeña pantalla. Como ya dije en la primera parte de coches de película mi objetivo es seguir disfrutando de los coches, pero en este caso de los que tienen algo especial. La mayoría sólo conocemos su parte más famosa en pelis o series pero en muchas ocasiones no conocemos las prestaciones reales que tienen. ¡Vamos a descubrirlos!

La furgoneta del Equipo A. (Serie de televisión)

Posiblemente una de las furgonetas más conocidas de la historia de la televisión y también del cine. Todo un icono de los años 80. Cuando la veía en televisión parecía una furgoneta indestructible, veloz y capaz de todo. Utilizada por cuatro ex-militares fugados de prisión y perseguidos por el Gobierno. ¿Quién no recuerda el inicio de la serie? Decía así:

En 1972 un comando compuesto por cuatro de los mejores hombres del ejército americano fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión en la que se encontraban recluidos. Hoy, buscados todavía por el Gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizá pueda contratarlos”.

En la ficción.

El principal medio de transporte de Hannibal Smith, Murdock, Fénix y M.A. Podríamos considerar esta furgoneta como el quinto miembro, ya que para su dueño M.A. Barracus, es su vía de escape y “la niña de sus ojos”. En muchas ocasiones, la responsable de que los planes salieran bien era la propia furgoneta GMC Vandura.

En la realidad.

La furgoneta del Equipo A es una GMC Vandura G-series (G-15) de 1983. Lleva un motor V8 (Chevy 350ci) de 5.7 litros y rinde unos 150Cv aproximadamente. Su peso ronda los 2200kg y su capacidad es de siete plazas. Tiene una transmisión automática de 3 velocidades. Cuatro en total sumando la marcha atrás. Hay que decir que era una furgoneta avanzada a su época ya que cuenta con aire acondicionado, regulador de velocidad y algún extra como el techo solar.

En realidad, si nos paramos a pensar, es una furgoneta lenta. Quizás en los años 80 estaba en una buena media de prestaciones respecto al resto de vehículos similares. Pero hoy día, en pleno 2017, tener un motor de 5,7 litros y que sólo sea capaz de ofrecer una potencia máxima de 150Cv es algo poco recomendable. Si a eso le sumamos su gran peso tenemos como resultado un consumo elevado y una relación de peso / potencia bastante mala. Pero como he dicho, esta opinión la estoy trasladando al año 2017 y la estoy comparando con prestaciones de vehículos actuales. Hay que tener en cuenta que la GMC Vandura tiene 34 años.

Si la comparamos con vehículos de su quinta, allá por el 1983, estoy seguro de que sería una furgoneta de grandes prestaciones. Lo que no me cabe duda es que esta GMC se ha convertido en un icono televisivo que a pequeños y a mayores nos apasiona por las grandes hazañas que ha protagonizado en la pequeña y gran pantalla. Por que lo importante no es su potencia, consumo o prestaciones. ¡¡Lo importante es que los planes salgan bien!!

Los caza fantasmas. (Película 1984)

Todo comienza cuando tres parapsicólogos deciden montar su propio negocio como cazafantasmas. En seguida buscan un cuarto cazafantasma de apoyo y comienza la acción y las risas. Gracias a los grandes avances tecnológicos intentarán capturar las manifestaciones ectoplasmáticas que les sucederán a los vecinos de su ciudad. Con una de las Bandas Sonoras más conocidas y pegadizas que puedas escuchar, las películas de “Los cazafantasmas” te harán pasar un rato de lo más agradable.

En la ficción.

Cada uno de los cazafantasma lleva un equipo personal de alta tecnología. Pero además los artilugios para capturar fantasmas o energía ectoplasmática son muchos. Como si de bomberos se tratase, siempre acuden veloces a la llamada de alguna pobre víctima. Es por eso que para transportar todo su equipo y llegar a tiempo al lugar indicado necesitan un vehículo. ¡¡El famoso Ecto-1!! Sin duda el coche perfecto ya que es grande y amplio. Y lo suficientemente rápido para llegar a cualquier lugar de la ciudad. Además, sus sirenas le ayudarán a abrirse paso y a avisar al resto de conductores de que los cazafantasmas tienen prioridad ante una urgencia inmediata. El Ecto-1 es inconfundible. Lleno de aparatos, luces y sirenas y el gran logotipo de “Los cazafantasmas”.

En la realidad.

Realmente el coche elegido por los cazafantasmas es una ambulancia Cadillac Miller-Meteor de 1959. Al saber que el modelo original nace de una ambulancia todo empieza a tener cierta lógica. Por lo pronto ya se ahorran instalarle sirenas y además consiguen tener un coche grande y espacioso. El Cadillac Miller-Meteor también fue ideado para ser utilizado como coche limusina o coche funerario.

El auténtico coche de los cazafantasmas utilizado en las películas (fueron dos coches en total) se encuentran en los Estudios de Sony Pictures y ambos han sido restaurados para exponerlos ante el público.

Este Cadillac Miller-Meteor de 1959 contaba con un potente motor V8 de 6384cc. Su potencia máxima se sitúa sobre los 300Cv a 4800rpm. La transmisión es automática y de cuatro velocidades. Y con la posibilidad de equipar de manera opcional la suspensión neumática. Te recuerdo que hablamos de un coche de 1959. Pero es que Cadillac en esa década se impuso notablemente sobre el resto de sus rivales. Podemos decir que la única competencia fue la de superarse a sí mismo para mejorar año tras año en sus vehículos. No sólo en diseño, sino en prestaciones y tecnología. Ahora entiendo por qué a Ray le costó tan cara está Miller-Meteor cuando la compró para transformarla en el Ecto-1.

Transformers (Película 2007).

Conocida por todos nosotros, tanto si eres adulto como si eres adolescente. Esta serie de los 80 y últimamente recordada por todos en la saga de películas de Michael Bay es simplemente espectacular y llena de efectos especiales. En la primera de las películas los Autobots buscan en la tierra la chispa vital para salvar su planeta Cybertron y terminar así con la guerra. Pero sin embargo, los Decepticons la quieren para dar vida a todas las máquinas de la Tierra y así controlar el planeta y el universo. Y con este punto de partida comienza el desfile de efectos especiales y escenas alucinantes.

En la ficción.

Aparentemente el Camaro de la ficción (coche en el que voy a centrarme ahora mismo) no se diferencia en nada del Camaro de la realidad. Esto se debe a que los robots adoptan formas de coches de nuestro día a día para pasar desapercibido y camuflarse entre nosotros sin levantar sospechas. Pero realmente si hay diferencias con el Camaro real, ya que éste empezará a desarmarse hasta transformarse en un robot de aspecto humanoide, hasta alzarse y ponerse de pie. Incluso hablará contigo. Bueno, en este caso, Bumblebee no lo hará porque tiene estropeado el sistema de habla, pero se comunicaba mediante la radio del coche. Un Camaro aparentemente inocente pero armado con cañones de plasma para defenderse. También tengo que decir que estos robots no son tontos a la hora de elegir el modelo a camuflarse entre la sociedad.

El Chevrolet Camaro en la ficción es un robot explorador que forma parte del bando de los Autobots, liderado por Optimus Prime.

En la realidad.

Bumblebee, o mejor dicho, el Chevrolet Camaro en el que se transforma en realidad es un Camaro de quinta generación. Concretamente el Chevrolet Camaro Concept de 2006. Su motor es un V8 de 6.0 litros que ofrece una potencia de 400Cv. Ya contaba con el novedoso sistema de desactivación de cilindros, que manteniendo una velocidad estable en el modo crucero, dejaba el consumo mixto en unos 9,4 litros. Una cifra muy respetable teniendo en cuenta el gran motor que lleva. La versión oficial de calle tras el concpet car llevaba un V8 de 6.1 litros con una potencia de 426Cv. Y también contaba con suspensión independiente en las cuatro ruedas. Su color más característico sin duda el amarillo con lineas gruesas negras.

Continuará…

Este tipo de entrada suele gustar mucho, pero me gustaría saber en los comentarios qué te ha parecido o si tienes algún coche de película que te querrías que investigara para próximos artículos. Lo que es seguro es que haré más entradas de este tipo, pero estoy abierto a vuestras sugerencias. Espero que lo hayáis disfrutado tanto como yo y sólo digo que pronto habrá más. Me gusta terminar con esta pregunta: tú que prefieres, ¿realidad o ficción?

¡SUSCRÍBETE A GARAJE21!
¡CONSEJOS Y REPORTAJES TE ESTÁN ESPERANDO!

Cada coche es único y ha sido construido para transmitirte una sensación. Vamos a descubrir juntos la esencia de cada vehículo.

No te enviaré Spam ni compartiré tus datos con terceros.