CORVETTE C7 STINGRAY – PURASANGRE AMERICANO [VIDEO REPORTAJE]

¡Llego a casa tan contento que hago palmas con las orejas! No todos los días uno tiene un Corvette C7 Stingray “a la mano” y para “meterle mano”. Gracias a César, su propietario, hoy te traigo este artículo dónde conoceremos su poderoso V8 de 466Cv y nuestros ojos disfrutarán de una nueva estética que enamora nada más verlo. Aunque este nuevo Corvette C7 Stingray tiene muchos más secretos. ¡Vamos a conocerlo!

Llevo poco tiempo esperando en el lugar acordado cuando mi oído ya capta un sonido diferente en el ambiente. Es el sonido de un motor fuera de lo normal. Me giro y lo veo llegar. Blanco. Impoluto. Lo hace de manera suave pero imponente. Y no es para menos, el nuevo C7 Stingray tiene una mirada penetrante. Empiezas viendo sus afiladas luces diurnas y subes rápidamente la mirada hacia las ondulaciones que hace su largo capó. En ese momento es cuando tu cabeza hace una breve pausa y entiende que tiene delante un auténtico purasangre americano.

Su corazón late en forma de V8.

Nada más levantar el capó nos encontramos con su poderoso motor LT1 V8 atmosférico de 6.2 litros e inyección directa. No os penséis que por ser atmosférico es un motor lento. Para nada. Es capaz de hacer el 0 a 100 Km/h en 3.7 segundos. Como ya expliqué en un anterior artículo que hablaba de motores atmosféricos vs. motores turbo, los atmosféricos a mayor cilindrada mayor potencia. Este es el ejemplo claro. Un 6.2 de cilindrada que rinde 466Cv de potencia y un par máximo de 630Nm a 4600 rpm. Casi nada, ¿verdad?

También es muy importante la forma en la que el motor entrega la potencia. Estamos ante un coche 100% americano y, sin excepción, cumple con eso de motor grande y potencia a lo bestia. Es un motor que durante las cuatro primeras marchas entrega la potencia de manera muy bruta y rápida. Es capaz de ponerse a 200 Km/h en algo más de 10 segundos. ¡Pero ojo! Recuerda que estamos ante un coche de tracción trasera y precisamente con toda esa potencia al tren trasero es muy fácil salir con el coche cruzado.

C7 Stingray: cambio radical.

La silueta del nuevo Corvette C7 Stingray ha cambiado bastante respecto a su antecesor, el C6. Mantiene la esencia de biplaza con carrocería coupé pero su linea se ha estilizado y se ha vuelto mucho más agresiva.

Las ópticas delanteras incorporan tecnología bixenón, luz diurna e intermitentes led. Si seguimos subiendo por el largo capó encontramos una rejilla o salida para disipar todo el calor del motor. Al igual que las salidas laterales, ubicadas en el paso de rueda. Perfectas para liberar todo el calor provocado por los frenos. Continuamos por las sensuales curvas laterales que tiene este C7. Lo recorren alzándose levemente hasta la zaga. Pero antes, mencionar su techo targa fabricado en fibra de carbono.

Una vez nos situamos frente a las ruedas traseras podemos observar que en la carrocería hay una entrada de aire. En ese caso está dirigida para que el aire fresco entre directamente a los frenos y los refrigere. Sin embargo, cuando hagamos un uso acusado de ellos y necesitemos evacuar el aire caliente, tenemos en la parte trasera, de manera muy discreta, otra rejilla para expulsar el aire caliente.

La estética del nuevo Corvette ha sido cuidada al milímetro. Sólo tienes que dejarte enamorar.

Una vez llegados a la parte trasera vemos unas pilotos que han dejado de ser redondos y ahora son más cuadrados. Nos recuerdan un poco a los del Camaro. Quizás algo más estilizados. Sobre el portón del maletero un discreto alerón muy práctico para aplastar el coche al suelo a altas velocidades. Y lo más llamativo de la trasera, sin duda, son las cuatro salidas de escape centrales.

Las dos salidas exteriores llevan una válvula cada una. Este mecanismo es el que permite que según el modo de conducción elegido el sonido se mantenga más recatado o por el contrario nos saque una de las mejores sonrisas del día. Más adelante hablaré de los modos de conducción.

No quiero terminar de hablar del tema estético sin mencionar el detalle de las manetas de las puertas. Las encontramos totalmente integradas en la carrocería. Éstas no interfieren en la aerodinámica del Corvette, ya que para abrir la puerta tienes que meter la mano en el hueco que deja la maneta y mantener unos segundos los dedos apoyados. En ese instante la puerta se te abrirá para ver su maravilloso interior.

Por último, comentarte la amplitud del maletero. Tiene 283 litros y la verdad, que para ser un deportivo está muy bien. Perfecto para llevar algo de compra o algunas maletas de cabina. Además viene con una rejilla de sujeción para que la mercancía situada en la parte trasera no se mueva en exceso.

Pasemos al interior del Corvette C7.

Una vez abrimos las puertas del Corvette nos encontramos con un interior configurado en piel y alcántara marrón. La cabina siempre enfocada a la posición del conductor dota de una experiencia única al piloto con toda la instrumentación a la mano.

Todos los detalles en el nuevo Corvette están muy cuidados. Como curiosidad, destacar la cavidad que se esconde tras la pantalla de 8 pulgadas. Y también la apertura de las puertas desde el interior, que se realiza pulsando un botón situado en el pasador de la puerta.

El estilo y el buen gusto están presentes en todo momento. Desde las salidas de aire, muy refinadas, hasta la instrumentación. Todo bastante intuitivo. Pero para disfrutar de toda la tecnología que este C7 Stingray nos pone a nuestro alcance necesitamos estar bien cómodos. Los asientos son del tipo semibacket y recogen perfectamente el cuerpo para impedir que las fuerzas G te desplacen hacía los laterales.

Corvette C7: Revolución tecnológica.

Tecnológicamente ha dado pasos agigantados respecto a su antecesor. Su pantalla de 8 pulgadas está equipada con conexión bluethoot para conectar nuestro teléfono móvil, tiene entradas USB y tarjetas SD y navegador GPS.

El GPS puedes ponerlo en el velocímetro para no desviar demasiado tu atención de la carretera.

También dispone de un HUD (Head Up Display) para no quitar la vista de la carretera y tener la información básica a la vista.

El Corvette C7 Stingray cuenta con varios modos de conducción. Son los siguientes: modo Eco, Turismo, Deportivo y Pista.

El modo Eco, evidentemente pensado para economizar el consumo de combustible tiene la nueva tecnología de desactivación de cilindros. Es capa de dejar el V8 en un V4 y así reducir su consumo de manera considerable.

En los modos Turismo y Deportivo el comportamiento comienza a ser diferente. Tiene un poco más de viveza, la respuesta del acelerador es algo más rápida y la suspensión se endurece ligeramente. El sonido se modifica levemente gracias a las válvulas de sus escapes.

Y el último modo y el más divertido, el modo Pista. Este, sin duda, es el modo más radical del Corvette. La respuesta del acelerador es tan inmediata que ofrece la potencia de manera más brusca. La suspensión se endurece lo suficiente como para rodar en circuito (como su propio nombre indica) y el sonido del motor se magnifica. En ese momento es cuando el V8 saca toda su furia y ruge de manera espectacular, incluso con pequeños “petardazos”.

¡A destacar!

Destacar la suspensión “Magnetic Ride”, muy trabajada en este C7 Stingray para mejorar el confort en el día a día y mostrar su carácter más deportivo en la pista.

También existe una opción muy importante. La llamada “weather” o “tiempo”. Al tratarse de un coche potente y con tracción trasera sería difícil, incluso peligroso circular con lluvia. Pues eso ya está solucionado en este Corvette ya que con este modo puedes adaptar los parámetros de tracción y estabilidad a los diferentes tipos de firme, ya sea seco o mojado.

Su perfecto equilibrio de pesos 50:50 y la construcción con materiales ligeros hacen de este Corvette C7 Stingray un perfecto deportivo. Su chasis construido completamente en aluminio reduce el peso de manera significativa si lo comparamos con el C6. Con una excelente relación peso / potencia que ofrecerá una conducción dinámica y divertida.

Sin duda un coche que me ha encantado, que me ha maravillado por dentro con un interior cuidado al detalle y muy elegante. Digno de una gama premium como la que representa. Y también de una estética simplemente espectacular. Muy bonita, muy agresiva y muy moderna respecto a su versión anterior. Después de leer el artículo entenderás por qué empezaba diciendo que he llegado a casa “haciendo palmas con las orejas”. No es para menos.

*Gracias a César por su tiempo, por su paciencia y por dejar que nos maravillemos con este precioso Corvette C7 Stingray.

Para ilustrarte mejor te dejo con el reportaje de Supercars of Mike de este mismo Corvette. ¡No te lo pierdas!

¡SUSCRÍBETE A GARAJE21!
¡CONSEJOS Y REPORTAJES TE ESTÁN ESPERANDO!

Cada coche es único y ha sido construido para transmitirte una sensación. Vamos a descubrir juntos la esencia de cada vehículo.

No te enviaré Spam ni compartiré tus datos con terceros.

By |2017-04-16T05:06:24+00:00abril 16th, 2017|Reportajes|1 Comment

One Comment

  1. Mancheño 16/04/2017 at 21:45 - Reply

    Espectacular reportaje. Super completo y además incluyendo numerosos detalles

Leave A Comment