HONDA CIVIC TYPE-R – GENÉTICA SELECTIVA

En el futuro que está por llegar existirán los procesos de creación y gestación de seres humanos, en los que como padres podremos elegir cómo queremos que sea nuestro hijo. “Quiero un hijo alto, de ojos azules, constitución fuerte y atlética…” Quizás esto todavía suene a ciencia ficción, pero si hablamos del sector del automóvil ya es una realidad. En este caso, Honda, los padres de la criatura, han conseguido seleccionar la genética perfecta para su Civic Type R. Un coche de calle que parece que ha sido concebido para los circuitos.

Pero este Type-R en lugar de venir con un pan debajo del brazo ha venido con un motor 2.0 i-Vtec Turbo de 310Cv debajo del capó. Un motor de inyección directa que da su potencia máxima a 6500 rpm administrado por un cambio manual de seis velocidades. La verdad que no está nada mal si tenemos en cuenta que estamos hablando de un tracción delantera, y para ser más exactos te diré que el más potente hasta la fecha.

Honda-Civic-Type-R-front-interior

Simplemente espectacular, simplemente Type-R.

Si tuvieras la suerte de cruzarte con uno por la calle, aunque sólo fueran cinco segundos mientras pasa delante de ti, tus sentidos se pondrían a trabajar al percibir que ese coche está fuera de lo común. Primero oirías el sonido deportivo que produce su sistema de escape con cuatro salidas, dos a cada lado del gran difusor. Una vez captada tu atención por su sonido, es cuando tu vista localiza cada elemento.

Nada más verlo lo primero que vas a ver es su gran alerón trasero y su kit estético muy agresivo y radical que cumple con su función aerodinámica. El ensanche es notable, sobre todo en su parte delantera, dejando ver unas bonitas branquias que sirven para disipar el calor que genera su motor turbo.

Del ensanche de la aleta delantera se esboza muy tímidamente una línea ondulada que recorre el lateral hasta encontrarse con la aleta trasera, también sobredimensionada pero más suavizada que la anterior. línea de perfilEl detalle a destacar, como es común en esta generación de Civic, es que la puerta trasera no tiene la maneta de apertura en la chapa, sino que está situada en el extremo del marco junto a la ventanilla, rematando así el perfil dejando ver una imagen limpia y de lo que a simple vista podría parecer una carrocería coupé. Aunque no nos engañemos, este coche es un cinco puertas, lo que lo convierte en un vehículo práctico sin perder su estética deportiva.

Te sacará al piloto que llevas dentro.

El exterior de un vehículo puede ser muy llamativo, pero sólo lo admirarás cuando estés fuera. Dónde realmente disfrutas de un coche es en su interior, ya que lo divertido es conducirlo y probarlo. Y te aseguro que si pasas al habitáculo de este Type R comprobarás que, como decíamos al empezar el artículo, su genética ha sido seleccionada y diseñada para la competición.

Empezarás sentándote en unos baquets rojos y negros aterciopelados, totalmente envolventes que impedirán que te muevas cuando las fuerzas G empiecen a tomar protagonismo. Una vez sentados te pondrás el cinturón de seguridad de color rojo, acorde con todo el interior, y mirarHonda-Civic-Type-R-2015-Interior bás hacia el volante. Nada más tocarlo, notarás la suavidad del cuero y verás que de nuevo el color rojo toma protagonismo en las inserciones y pespuntes junto a un ribete en el centro para determinar siempre la dirección e inclinación del volante respecto a la curva (muy propio de los coches de competición).

El resto de elementos como paneles de puerta, funda de palanca de cambio de marchas o reposabrazos siguen la combinación negra acompañado de unas costuras en color rojo.

Telemetría a tu alcance.

Estamos acostumbrados a ver datos de telemetría cuando vemos alguna carrera en televisión. Pero en este caso, una vez conduzcas (perdón, podría decir sin exagerar, que una vez pilotes) este Type R, tendrás acceso desde la pantalla multi-información (i-MID) a todos los datos y parámetros del motor como son la temperatura y presión del aceite, soplado del turbo, fuerzas G, etc… Así en todo momento con los mandos del volante podrás echar un vistazo a estos diferentes parámetros y tenerlo todo bajo control.

Podrías decirme, “¿realmente es necesaria tener tanta información?”. Y la respuesta es fácil, SI. Ya que si tienes este coche lo normal es que exprimas todo su potencial, no en la vía pública evidentemente, pero sí cuando hagas unas tandas en circuito. Porque recordemos que este Honda Civic Type R tiene el récord en Nürburgring, también conocido como el Infierno Verde, completando los casi 23 kilómetros de recorrido en un tiempo de 7 minutos y 50 segundos consiguiendo el mejor tiempo conseguido por un coche de tracción delantera.

Circuito

Siéntelo.

Realmente es increíble por fuera, asombroso por dentro y único en prestaciones. Tiene un par máximo de 400 nm y consigue hacer el 0 a 100 Km/h en 5,7 segundos y tiene una velocidad máxima de 270 Km/h.

No sólo su aceleración te hará sentir como en un coche de competición. Ya que la estabilidad en este caso es fundamental. Empezando por unas llantas de 19 pulgadas que monta un neumático de 235mm de ancho y perfil bajo de 35mm, que junto a una suspensión deportiva bastante rígida consigue un aplomo único en la carretera, pero en contraposición merma su confort y comodidad dentro del habitáculo. ¡Lamentablemente, todo no se puede tener!

IMG-20160716-WA0004

Equipa unos frenos Brembo y pinzas de cuatro pistones que serán capaces de detener toda la caballería que hay debajo del capó.

Pero el Type R esconde bajo un botón denominado “+R” una última pero divertida sorpresa. Este botón mágico hará que la suspensión se vuelva aún más rígida, la dirección más firme y el acelerador mucho más sensible. Entonces es cuando el espíritu de la competición pasará del asfalto a las ruedas, de las ruedas al motor, del motor al volante y del volante a tus manos. Sólo en ese momento descubrirás y entenderás que realmente fue creado para los circuitos.

Decide.

La versión básica parte de los 34.500€ mientras que la versión GT desde los 37.000€. La diferencia está en que la versión GT incluye detalles rojos en los paragolpes y cuenta con un equipamiento completo con sensores delanteros y traseros de aparcamiento, faros automáticos, sensor de lluvia, retrovisores eléctricos fby navegador.

Como ves estás ante un coche de alto rendimiento, con el mejor equipamiento para el uso en la vía pública y con las mejores prestaciones para su uso en el circuito. Y ahora digo yo; si tuviera un Honda Civic Type R… ¿dónde pasaría más tiempo, en la calle o en el circuito?

¡SUSCRÍBETE A GARAJE21!
¡CONSEJOS Y REPORTAJES TE ESTÁN ESPERANDO!

Cada coche es único y ha sido construido para transmitirte una sensación. Vamos a descubrir juntos la esencia de cada vehículo.

No te enviaré Spam ni compartiré tus datos con terceros.

By |2016-12-17T11:07:17+00:00agosto 20th, 2016|Reportajes|4 Comments

4 Comments

  1. Héctor 25/08/2016 at 13:57 - Reply

    Se nota ese gusto por el JDM Carlos… buen análisis!
    Yo recuerdo el ansia con el que esperaba este Civic Type-R. Y recuerdo el chasco final también, un año estuve atento a fotos, noticias, rumores, y ya cuando estaba en fase de pruebas en Nurburgring (que por cierto está en el top 5 de los Tracción delantera) lo vi en fotos camuflado y flipé. Pero luego en su salida al mercado flipé más bien con su aspecto lo primero que veo muy recargado y muy tipo Fast and Furious 1, luego el motor que aunque sea una pasada, no tiene nada que ver con el del los Type-R de los 90 y finalmente el interior, pues muy Racing, pero sólo destaca el rojo. No sé, me decepcionó un poco, aunque muy buena máquina en circuitos como dices.

    Ánimo con el blog!

    • Garaje21
      Garaje21 26/08/2016 at 20:35 - Reply

      Hola Héctor, lo primero muchas gracias por comentar. La verdad que los coches japoneses me encantan, y efectivamente como comentas, con este Civic Type-R creo que la marca ha jugado todas sus cartas con esta estética tan agresiva. Quizás el culo pueda parecer un tanto recargado debido al enorme alerón, pero viendo el perfil lateral del coche queda muy bonito, aunque para gustos… ya sabemos cómo termina la frase. Creo que o gusta mucho o no gusta, pero de lo que no hay duda es que no deja a nadie indiferente. Y mecánicamente han hecho un excelente trabajo. Además, ya que lo nombras, te diré que yo soy muy de coches de los 90, para mí una de las décadas que ha visto nacer auténticas joyas. Quizás en breve escribo sobre alguno de esos iconos de hace 20 años. ¡¡Un saludo y muchas gracias por leerme!!

  2. Miguel 28/08/2016 at 13:20 - Reply

    Muy chulo este artículo para un clasico japonés..deseando probarlo y experimentar todo esto de lo que hablas

    • Garaje21
      admin 28/08/2016 at 23:21 - Reply

      Sin duda estamos ante un coche que sigue haciendo historia y dejando huella. Y creo que el futuro del Honda Civic Type R, si es cierto que se parece al concpet car, puede ser muy prometedor y más atractivo estéticamente, aunque ya depende de los gustos de cada uno. Muchas gracias Miguel!

Leave A Comment