Me parece muy interesante hablar esta semana del Honda S2000. Es un coche con unas características muy especiales que lo diferencian del resto y además, si todo marcha según lo previsto, veremos su segunda generación en 2018. ¿Qué más se puede pedir?

Podemos clasificar el Honda S2000 como una de las mejores creaciones de Honda. Es un coche completo y que cumple con todos los objetivos tanto en diseño como en rendimiento.

Diseño atemporal del Honda S2000.

El Honda S2000 se fabricó de 1999 hasta 2009. Vio de refilón la gran época de los 90. Se creó con un diseño moderno, deportivo y elegante que ya quisieran tener muchos modelos de estos últimos años. El Honda S2000 ha sabido mantener el tipo. Lo puedes mirar por dónde quieras y nunca te parecerá un coche antiguo. Personalmente creo que su diseño atemporal nunca pasará de moda.

Tiene un diseño sencillo buscando una buena aerodinámica. Unos faros estilizados que no tocan con las líneas del largo capó luce en el frontal del coche. Recorremos el lateral y lo único que nos llama la atención junto al intermitente es el propio nombre del coche: S2000. Está bien recordar que estamos ante una máquina exclusiva. Y cuando llegamos a la zaga encontramos unos pilotos de forma similar a los faros delanteros. Con un diseño anguloso pero sin picos remarcados.

Lo más característico de este modelo, estéticamente hablando, es su capota que bien podría ser de tela o rígida. De ese modo los ocupantes de las dos únicas plazas del coche podrían disfrutar de un mayor contacto con la carretera.

El mayor atractivo: su motor.

Aunque el Honda S2000 ya es un coche seductor con unas líneas suaves y muy deportivas el mayor atractivo podemos encontrarlo en su parte mecánica y estructural.

Incorpora un motor central delantero que proporcionaba un perfecto equilibro de pesos en el coche. El motor situado detrás del eje delantero consigue el equilibrio perfecto de peso: un 50% atrás y un 50% delante. De esta manera las inercias en el coche son mínimas.

Es un motor DOHC-VTEC de 4 cilindros en línea y 2.0 litros que producía una potencia de 240cv en el mercado europeo. En Norteamérica  era de 220cv y en Japón 250cv. Estas pequeñas diferencias se deben a la relación de compresión de motor. Al ser un coche atmosférico (sin turbo), desarrolla toda su potencia en altas revoluciones llegando a tener el corte en 9.000 rpm. Por cierto, mencionar que ganó el trofeo Motor Internacional Engine del Año en la categoría de «1.8 a 2.0 litros» durante 5 años desde 2000 a 2004.

¿Y qué lo hace más divertido aún? El tipo de tracción. Ya que toda la potencia iba destinada a las ruedas traseras. Teniendo así un roadster biplaza y de tamaño contenido pero con una gran potencia que lo diferenciaba de todos sus rivales. Aunque también hay que decir que se diferenciaba en el precio. También mayor que el de la competencia.

Aparición en películas.

El Honda S2000 también es un coche de película. En la primera entrega de Fast & Furious (A todo gas) Johnny con su Honda S2000 derrota al VW Jetta blanco y azul de 1995 de Jesse en la “Guerra de carreras”. Y en la segunda peli lo veíamos de color rosa chicle en manos de Suki.

Es un coche que se presta a preparaciones potentes. Ya que por la red es fácil encontrar ese motor atmosférico con algún kit turboalimentado o bien como el que hizo el preparador Donaire, dotando de un “Kompressor” al S2000 y convirtiéndolo en un modelo más exclusivo aún.

El futuro del Honda S2000 llega pronto.

Se rumorea, se habla y cada vez parece más cierto que para 2018, con motivo del 70 aniversario de Honda, la marca fabrique un nuevo Honda S2000.

Se ha hablado bastante sobre esta novedad, así que comentaré lo más importante. Al parecer irá equipado con el motor del Honda Civic Type-R, un motor de nueva generación Vtec de 2.0 litros, turboalimentado  y 310Cv de potencia y un par máximo de 400nm. Y es posible que exista una versión híbrida de 1.5 litros bastante más contenida y menos radical.

Posiblemente Honda siga en este S2000 con la nueva estética con la que está caracterizando a sus nuevos deportivos como el NSX.  ¿Tendrá el nuevo roadster faros más alargados y afilados, laterales más angulosos y nueva plataforma? De lo último se cree que si, ya que Honda no dispone de ningún modelo moderno que pueda servir de plataforma al futuro S2000. Ya que será de un tamaño parecido al Mazda MX-5 y con motor delantero central.

Reflexión sobre el Honda S2000.

Sin duda para mí un coche ganador en todos los aspectos. Un vehículo en el que merece la pena invertir el dinero. Sino mirad después de casi 20 años el precio de un Honda S2000. Se han revalorizado en el mercado y una unidad bien cuidada puede estar entre 25.000 y 30.000 euros. No está mal teniendo en cuenta el coche que es y sus características mecánicas que lo hacen único. Un diseño, como decía antes, atemporal, que nunca pasa de moda. Seguro que dentro de unos años se convertirá en un coche de museo. No me cabe la menor duda. Pero… ¿conseguirá dejar la misma huella el nuevo S2000 como ya hizo su antecesor?

Fuentes: motor.es y caranddriver.

¡SUSCRÍBETE A GARAJE21!
¡CONSEJOS Y REPORTAJES TE ESTÁN ESPERANDO!

Cada coche es único y ha sido construido para transmitirte una sensación. Vamos a descubrir juntos la esencia de cada vehículo.

No te enviaré Spam ni compartiré tus datos con terceros.