… pero este sí anda, y la verdad que bastante bien. Este nuevo Mustang GT 5.0, con una nueva estética, nos trae la esencia pura americana en cuanto a coches se refiere. Con un motor de 5 litros y como no podía ser menos en forma de V8 con 418Cv.

Salvaje por naturaleza o por la mano del hombre, ¡pero salvaje!

Si quieres que descubramos por qué este coche recibe el nombre de este caballo salvaje de Norteamérica denominado Mustang sólo tenemos que abrir el capó. Al igual que el caballo, el nuevo Ford Mustang GT 5.0 es un salvaje pero de la carretera.

Sin entrar mucho en detalles voy a enumerarte las mejoras mecánicas que ha recibido este GT. Una vez abras el largo capó tu vista se topará con un motor V8 de 5.0 litros, que ford-mustang-2015-prueba-mapdm-10-1440pxrespecto a otras versiones ha mejorado las válvulas de admisión y de escape que ahora son más grandes, incorpora un nuevo árbol de levas, una nueva culata, bielas reforzadas pero más ligeras y cabezas de pistón y cigüeñal reajustados para ganar prestaciones a alto régimen. Como resultado obtenemos 418Cv y 524nm de par máximo. No suena nada mal, ¿verdad? Aunque hablando de sonar… Nada más oírlo podrás reconocer que tienes delante de ti un coche americano. Es característico su sonido atmosférico de 8 cilindros en V llegando al corte de vueltas.

Tecnología a la orden del día.

Inevitablemente, cuando oyes la palabra  “Mustang” llega a tu mente la imagen del modelo clásico comiéndose las largas carreteras de Norteamérica. No podemos negar que es todo un referente. Pero esta nueva versión de “ese clásico” ha sabido adaptarse al20160817_163612b Siglo XXI y es por eso que viste con las mejores y más actuales tecnologías. Tiene un nuevo chasis y una nueva suspensión que deja más espacio a los frenos. Por lo tanto, se ha aprovechado tal circunstancia para montar unos frenos más grandes que le otorga una mayor potencia de frenada.

Además cuenta con un cambio manual muy preciso de 6 velocidades y uno automático, el cual incluye levas en el volante.

Sexta generación mejorada.

Esta sexta generación del Mustang recibe una línea estética más afilada y agresiva junto a un techo más bajo. Eso siempre que no escojamos la versión descapotable, en la cual podremos bajar el techo de lona y disfrutar de un contacto más directo con la carretera. ¡Si tuviera que hacer la famosa Ruta 66, sin duda, esa sería mi opción!

Como decía, su estética se ha visto modificada, dejando atrás ese aspecto de robustez absoluta que tenían el modelo anterior para dar paso una parte trasera elegante y deportiva y a un frontal con una mirada de “chico malo” pero bruto. El interior también recibe una buena dosis de elegancia, ya que dispones de una tapicería en cuero disponible en varios colores. Y lo mejor de todo es que, “por sólo” 1900€, tienes la opción de elegir unos asientos deportivos Recaro. Sin duda un extra muy acertado para el Mustang GT.

estética 1

Continuamos con el interior.

Si observas el salpicadero y la consola central y echas la vista atrás recordando el Mustang de la década de los 60, te darás cuenta que aunque no son iguales, guarda cierto parecido en la sobriedad de su estética. Nada sobrecargado, con la instrumentación justa y necesaria y que queda lejos de parecerse a salpicaderos de otros coches modernos de la misma fecha que parecen auténticas naves espaciales con botoncitos y luces por todos lados. ¡Ojo! Con esto no quiero decir que no me gusten ese otro tipo de “nave espacial” con cuatro ruedas.

La tecnología en este nuevo Ford Mustang está presente 2015-ford-mustang-interior-11pero disimulada dentro de una estética más sencilla y nostálgica. Te encontrarás con una instrumentación muy intuitiva, discreta y elegante. En la parte superior una pantalla multifunción táctil, a medio camino verás un sistema de climatización y en la parte baja tienes el botón de arranque y cuatro “palanquitas” que, sinceramente para mí, es lo que le da un toque retro al interior. En estas palancas o botones están situados los “warnings”, la activación o desactivación del control de tracción, la dureza de la dirección, y los diferentes modos de conducción en los que la sensibilidad del acelerador se verá afectada.

Más conectado que nunca.

No me refiero a que haya una simbiosis entre tú y el coche, que también puede ser, sino que incorpora un sistema de conectividad llamado “Ford Sync 2”, con el que podrás controlar el audio, la navegación, el sistema de climatización y el teléfono mediante la voz. Así que lo tendrás todo bajo control.

Diferénciate del resto.

Ford nos da la opción de poder personalizar el Ford Mustang. Por eso nos ofrece cuatro paquetes exclusivos en los que hace un guiño hacía el pasado. Detalles como los intermitentes en las tomas de ventilación del capó, los diferentes colores de las franjas que recorren el coche desde el frontal hasta la zaga o el techo negro recordando al gran “Boss 302”. A continuación te voy a resumir brevemente los paquetes y te daré una pincelada de lo que incorporan.

  • Pony Package: Únicamente para el Ecoboost Fastback e inspirado en los años sesenta. Llantas de aluminio de 19 pulgadas, cromados en ventanillas o logotipo de Mustang.
  • Black Accent Package: Pack lleno de detalles en negro, de ahí su nombre, como las llantas, logotipos o pilotos oscurecidos. Sólo para el GT V8, tanto en versión Fastback como descapotable.
  • California Special Package: Sólo para el Mustang GT en acabado Premium. Incluye opciones de personalización exterior (similares a las del Black Accent Package) e interior, como la tapicería, logos bordados o aluminio en el salpicadero.
  • Performance Package: Incluye mejoras mecánicas y una puesta a punto de todos los elementos del vehículo, desde chasis a sistemas de ESP o ABS e incluso de elementos aerodinámicos.

Buen sabor de boca.

Este nuevo Ford Mustang GT me ha dejado una agradable sensación al escribir sobre él. Me ha gustado hablar de un clásico moderno que mantiene el mismo espíritu de sus antecesores. resize618xesp00syyfbtmdsb(a)(a)c4c_2_0bHa sido como viajar al pasado pero sin moverme del más estricto y moderno presente. Al final será verdad que este coche tiene algo especial que te atrapa. Pero lo que me resulta más curioso es que, como concepto, este tipo de coche se denomine “Pony car” (significa que sus líneas se basan en un capó muy largo y una parte trasera recortada), cuando en realidad está inspirado en un caballo salvaje como el Mustang. Así que mezclar palabras como Pony y Mustang en una misma frase resulta un poco raro. Pero por suerte las palabras son sólo palabras y lo que importa es que este Mustang GT tiene todo un establo de caballos salvajes debajo de su capó. Así que, vaquero, coge el lazo y atrévete a domarlos. ¿Podrás?

¡SUSCRÍBETE A GARAJE21!
¡CONSEJOS Y REPORTAJES TE ESTÁN ESPERANDO!

Cada coche es único y ha sido construido para transmitirte una sensación. Vamos a descubrir juntos la esencia de cada vehículo.

No te enviaré Spam ni compartiré tus datos con terceros.